Cierra los ojos, siente más si cabe lo imposible que es escuchar sonido en el espacio y ver en la oscuridad. Acompáñame a descubrir qué hay detrás de un susurro, una brisa o una caricia. Descubriremos las veces que se nos eriza la piel y no siempre será por el frío. Sabremos a ciencia cierta si existe el concepto -imposible- en un lugar donde no hay cabida para la retirada y donde todo está al alcance de nuestras manos.

Bienvenidos/as a mi mundo experimental, desde dentro. Desde el interior.